Autopista Ribereña: Una obra que acentúa la contaminación en pleno centro de la ciudad

Por Andrés Repar.

La autopista ribereña que el gobierno de la ciudad se propone construir se ha diseñado en trinchera abierta para un tránsito de 3000 camiones que entran y salen del puerto. A nivel superficie una ampliación de las actuales calles de Puerto Madero (lado continental) para permitir el paso de 64.000 autos por día. La autopista ribereña posee el objetivo de interconectar la zona Norte de la ciudad con la autopista Sur a La Plata y la Ruta 2.

La interconexión de la zona Norte con la zona Sur de la ciudad es una necesidad de hace años. La interconexión de tráfico interurbano también.

Lo que ocurre es que en la inmensa mayoría de las ciudades del mundo se busca que el tránsito pasante se ubique hacia afuera de las áreas urbanas céntricas. Así nacen usuales circunvalaciones…

En el mapa que indica los estudios y propuestas de interconexión de la CABA. También en trazo azul doble se indica una propuesta que apunta a correr el tránsito fuera de la trama urbana, hacia el río. Puede ser que los costos puedan ser algo superiores pero la ciudad no se contamina. Cuánto vale ello para una ciudad que se precia desde sus orígenes de tener buenos aires.

Así debería considerarse recorrer parte del trayecto por dentro del Puerto Nuevo (también podría considerarse toda una circunvalación por el Río de la Plata al costado de la escollera existente del puerto y de la reserva ecológica), cruzando Dársena Norte, ya sea por puente y derivar a la rambla de la Costanera Sur y luego a la interconexión con la autopista sur y la autopista Ricchieri.

Ello posibilitaría un alivio para las zonas entre Retiro – Av. Córdoba y Av. San Juan- Av. Garay y también la Boca. La afectación de la reserva ecológica puede ser mínima dado que es posible construir una trinchera por la actual laguna y sin afectar la vegetación de la reserva que es lo más importante. Buenos Aires requiere duplicar como mínimo la cantidad de árboles y espacios verdes. El rio de la plata ofrece aguas en cantidad. La emisión en la franja urbana densa por donde se propone hacer pasar a la autopista ribereña es mucho más nociva que reducir la superficie de aguas con alta estanquidad de la laguna paralela a la Costanera Sur de reserva.

La mirada del gobierno macrista es siempre construir la infraestructura que posibilita obras rápidas y donde se puedan involucrar a las empresas constructoras amigas en los plazos de mandato.

El planteo de que junto a la trinchera habrá un paseo de la costa es una propuesta que supuestamente mejora la contaminación en la zona urbana. No es así, pues el llamado Paseo de la Costa es una franja exigua que no mitiga en absoluto las contaminaciones de los miles de camiones y autos pasantes. Una visión ambiental más sostenida es retirar el tránsito intenso fuera de los centros urbanos densos como son Retiro, Catalinas Norte, Plaza de Mayo, San Telmo, Lezama y por último la Boca.

La conexión de la circunvalación ribereña es posible efectuarla desde la actual Av. Illia por la zona portuaria o por la escollera con la derivación por Av. Córdoba, Av. Corrientes y Av. Belgrano.  Por otro lado, evitar el pasaje de camiones por la actual Paseo Colón y Av. Almirante Brown hacia el Puente Nicolás Avellaneda que se halla al límite. Es necesario otro puente (hacen falta varios puentes sobre el Riachuelo) al lado del actual de la autopista sur que se complemente con el existente. Hay que establecer un vínculo fuerte con el puente Pueyrredón por lado de Avellaneda-Dock sud. La interconexión interurbana CABA y Conurbano sur (Gerli, Lanús, Lomas etc.) y zona norte de la región metropolitana con Ruta 2 y La Plata no se soluciona en forma más integral sin incorporar en el proyecto más puentes sobre el Riachuelo…

Cabe en esto la necesidad de la participación ciudadana para no entrar en una solución de “más de lo mismo” con obras de maquillaje es necesario para Buenos Aires una obra integrada radical. Que rescate una relación con el río y que haga honor a su nombre con brisas ribereñas que despejen la contaminación…. La licitación de las obras viales en trinchera abierta para camiones que van y salen del puerto de Buenos Aires es una afrenta para la esencia, tradición e historia de la ciudad.

*Ex Consejero del COPUA-Consejo de Planeamiento Urbano Ambiental

Notas relacionadas:

Deja un comentario